¿Cómo elegir un cepillo de dientes para un bebé?

¿Cómo elegir un cepillo de dientes para un bebé?

Desde que tu bebé tiene la erupción de su primer diente de leche, necesita comenzar a cepillarse. Pero, no solo se trata de comprar cualquier cepillo, colocarle un poco de crema, y cepillar al bebé, el asunto va mucho más allá.

Para cada etapa de desarrollo de los dientes de tu pequeño, existe el cepillo dental adecuado. Y hoy te enseñaremos cómo puedes elegir el cepillo correcto para tu pequeño.

¿En qué debes fijar al elegir el cepillo de dientes para un bebé?

No se trata ni de tamaño, ni de estética, aunque este último aspecto puede ser importante. Porque hace que tu bebé se sienta más atraído por el cepillo dental, al elegir el cepillo de dientes para un bebé necesitas considerar aspectos como:

  • Procura elegir un cepillo con mango grueso, esto facilitará el proceso de agarre del cepillo.
  • El cabezal del cepillo de dientes para tu bebé ha de ser pequeño y redondo.
  • En cuando a las cerdas, estas deben ser suaves.

Ten en cuenta que, aunque tu bebé no cuente con dientes de leche, necesitas limpiar su boca. Encías, lengua, en estos casos, utiliza una toallita humedecida con agua tibia, para hacer la limpieza de la boca de tu pequeño y velar porque sus dientes de leche sean aún más saludables, después de todo, estos también  están propensos a caries.

¿Cómo cepillar los dientes de tu bebé?

Sabemos que esto es algo que preocupa a todos los padres, ¿cómo introducir el cepillado a la rutina diaria de los niños? Sí, puede que te resulte difícil la primera vez, pero, poco a poco a tu bebé le será más cómodo el cepillado.

  • Siéntalo de forma que puedas tener acceso a su boca, y que además el esté seguro.
  • Con tu mano, sujeta suavemente la barbilla de tu pequeño.
  • Realiza movientes circulares con el cepillo de dientes alrededor de los dientes de tu hijo.
  • Levanta suavemente los labios de la boca de tu bebé, para poder limpiar de arriba hacia abajo los dientes. No olvides también limpiar la línea de las encías.

Una vez que hayas logrado cepillar a tu bebé, enjuaga el cepillo con abundante agua. Guárdalo en un recipiente donde quede de forma vertical, para que pueda secarse, evita que tu cepillo dental se toque con el de tu bebé.

Elige el cepillo dental perfecto para tu bebé y comienza a introducir el cepillado en su rutina diaria. Esto permitirá que tu bebé pueda disfrutar de una boca saludable y unos dientes fuertes, durante su crecimiento, y no olvides llevar a tu pequeño al odontopediatra, para revisiones rutinarias.