El chupete y la salud dental de los niños

El chupete y la salud dental de los niños

El chupete puede llegar a convertirse en el mejor aliado de muchos padres, ya que, ayudan a lograr que los niños se calmen, por eso durante mucho tiempo ha sido la herramienta de mayor uso en muchos padres durante os primeros años de vida de sus hijos.

Pero, mucho se ha hablado acerca de lo perjudicial que puede llegar a ser el chupete para la salud dental de tu pequeño ¿Qué hay de cierto en todo esto?, ¿realmente el chupete puede comprometer la salud de los dientes de los niños? Conoce un poco más acerca del tema.

¿El chupete compromete la salud dental de los niños?

Sí, aunque muchos mitos que giraban en torno al uso del chupete se han desmentido, la afirmación de que aumentan las probabilidades de requerir tratamiento de ortodoncia en la juventud, sigue en pie, ya que, la succión excesiva y prolongada del chupete generará en tu hijo, dientes de conejos.

Por supuesto, esto no quiere decir que el chupete debe evitarse siempre, ya que, como se ha mencionado resulta de gran ayuda para los padres, solo que su uso no debe extenderse más allá de los 3 años, ya que, es en este tiempo cuando comenzarán a dejar secuelas.

¿Por qué el chupete compromete la salud dental?

El uso excesivo del chupete puede desencadenar problemas de maloclusión, ya que, generará que los dientes centrales de la parte inferior se desvíen hacia adentro, mientras que los dientes centrales superiores comenzarán a separarse y a sobresalir hacia afuera.

La mordida cruzada también se relaciona con el uso del chupete, ya que, al succionar se utilizan algunos músculos de la cara, que a la larga generarán que se pierda el paralelismo entre las líneas superiores e inferiores.

¿Se debe eliminar por completo el chupete?

Nuevamente, no, no se trata del chupete sino de abusar del uso de este, el uso prolongado del chupete por más de seis horas diarias es lo que contribuye a los problemas de mordida y maloclusión, es clave que los padres limiten el uso del chupete, este no debe extenderse por más de 24 meses.

Es importante comprender que se recomienda el chupete antes que la succión del dedo, ya que, este último suele extenderse más tiempo y genera consecuencias aún mayores, simplemente, padres, no desesperen, permitan a su hijo la succión del chupete y trabajen para limitar paulatinamente el uso de este antes de que genere problemas dentales graves.