El dentista también detecta enfermedades

El dentista también detecta enfermedades

Se debe acudir a la consulta para revisiones periódicas

Lucir una bonita sonrisa no es solo cuestión de tener unos dientes blancos y correctamente alineados, también implica que la salud bucodental sea adecuada; por eso, es importante ponerse en manos de profesionales cualificados.

Con el paso de los años los malos hábitos alimenticios, enfermedades bucales, caries, falta de higiene etc. propician que se pierdan piezas dentales.

Sin embargo, en la actualidad existen tratamientos, como los implantes dentales, que te pueden ayudar a recuperar la sonrisa deseada.

“Por fin los pacientes entienden que no hay que esperar a que el problema aparezca, y que hay que trabajar desde la prevención porque cualquier condición patológica que comience en las encías puede acarrear grandes problemas en el cerebro, en el corazón y en los pulmones e incluso provocar la muerte”, explica el doctor Alejandro López Gómez (nº de colegiado 690) y director de la Clínica Dental Juan Carlos I, ubicada en Murcia.

Cuida tu salud dental para prevenir patologías

Afortunadamente, el doctor Alejandro López Gómez ha diagnosticado algunos casos de hipertensión arterial en sus pacientes, y otros con problemas de prediabetes, diabetes o con cáncer oral, que se han podido  detectar de forma precoz a través del estado de las encías.

Estos consejos pueden ayudarle a mantener una boca sana:

-Cepillarse los dientes durante dos o tres minutos, tres veces al día, con pasta dental que contenga flúor. Asegúrese de cepillar la línea de las encías. También es adecuado utilizar irrigador bucal.

-Use hilo dental para eliminar la placa de los lugares a los que no puede llegar con su cepillo de dientes.

-Una dieta saludable brinda los nutrientes esenciales (especialmente, vitaminas A y C).

-Evite el cigarrillo y el tabaco sin humo (vapeo).

-Limite el consumo de alcohol.

-Siga cuidadosamente las instrucciones del médico y del dentista acerca del cuidado de la salud, incluso el uso de medicamentos recetados, como antibióticos, según se indique.

-Visitar al dentista de inmediato cuando tenga cualquier síntoma oral inusual como mal aliento, dolores de boca, encías inflamadas o hinchadas y mandíbulas doloridas.

Fuente: Salud21