¿El dolor de muelas puede deberse a una infección?

¿El dolor de muelas puede deberse a una infección?

El dolor dental es una afección muy común, casi todas las personas han atravesado un episodio de dolor de muelas en algún momento de su vida y las causas de este dolor son diversas. Las caries son el principal motivo por el que una muela u otra pieza dental pueden llegar a dolerte, pero, no es la única.

Algo que suele causar preocupación es el hecho de que el dolor de muela sea indicio de una infección. Para poder determinar si tus muelas duelen por una infección, es necesario que conozcas las causas generales de un dolor de muela y las complicaciones que surgen cuando este dolor no se trata a tiempo.

¿Qué puede causar un dolor de muela?

  • Caries, debido a que la caries genera una grieta en la pieza dental y la progresiva inflamación de la pulpa, esto desencadena un dolor de muela.
  • Tratamientos dentales, después de la colocación de un empaste por ejemplo, las personas suelen experimentar sensibilidad y dolor en la muela tratada.
  • La enfermedad de las encías implica una inflamación y enrojecimiento de las encías, es por esto que puede desencadenar dolor de muela y demás piezas dentales.
  • Bruxismo, traumatismo dental, problemas de mordida, son otras causas del dolor de muela, y por supuesto una infección, sobre este último desencadenante hablaremos en adelante.

¿Qué es una infección de muela?

Una infección de muela es una afección dental desencadenada por la invasión que bacterias procedentes del exterior, hasta el interior de la muela. Los dientes cuentan con 3 capas, Esmalte, dentina y pulpa.

Cuando las bacterias logran atravesar las dos primeras, es decir, el esmalte y la dentina, llegan a la pulpa, ésta está llena de terminaciones nerviosas, cuando producto de la infección se acumula pus en la pulpa, la presión generada es lo que desencadena el insoportable dolor.

Tipos de infección de muela

De acuerdo a la gravedad de la infección de la muela, esta se clasifica en dos tipos, que son:

  1. Infección localizada, esta es una infección leve, ya que, solo afecta a la muela en cuestión y los tejidos que la rodean, es decir, no se expande a otras piezas dentales, ni a otras partes del cuerpo. Solo se compromete la pulpa dental y cuando se trata a tiempo no hay mayores complicaciones.
  2. Infección difusa, es una infección muy peligrosa, ya que, las bacterias que la producen pueden llegar al torrente sanguíneo, generando una infección sistémica que pueden comprometer el corazón, el cerebro y otros órganos.

¿Puede un dolor de muela deberse a una infección?

Si, por supuesto, esta es una posibilidad, es por ello que ante cualquier molestia en la muela, cuando haya dolor continuo, lo ideal es que acudas a un profesional, para que pueda determinar la causa del dolor de muelas y descartar que se trate de una infección molar.