Enfermedad periodontal y sistema respiratorio

Enfermedad periodontal y sistema respiratorio

La enfermedad periodontal o piorrea, es una afección dental más frecuente de lo que muchos desearían, la misma es el resultado de una deficiente higiene bucal y de una gingivitis que no se ha tratado a tiempo. Y aunque esta enfermedad dental es compleja y puede producir daño del hueso dental, causando pérdida de piezas dentales, hay otros aspectos que pueden resultar aún más preocupantes.

Se trata de la relación entre la enfermedad periodontal y el sistema respiratorio, que cada vez preocupa a más expertos en  el área. La gingivitis y periodontitis, no solo afectan tu boca, estudios han demostrado que pueden afectar a diversas partes de tu cuerpo y hacerte más propenso a enfermedades más complejas.

Relación entre la periodontitis y las enfermedades respiratorias

Cuando cuidas tu boca y adoptas hábitos de higiene dental más estrictos y efectivos, además de contribuir a la salud integral de tu boca y a la estética de tus dientes, también puede tener una gran incidencia en la mejora de la salud del sistema respiratorio.

  • Estudios han demostrado que pacientes que tienen una salud dental e higiene bucal deficiente, tienen mayores probabilidades de padecer enfermedades respiratorias como la bronquitis.
  • Las bacterias que desencadenan la enfermedad periodontal, pueden alojarse en las vías respiratorias, cuando estas baterías llegan hasta los pulmones por ejemplo, terminan por causar afecciones respiratorias como la pulmonía.
  • Las personas con problemas respiratorias suelen presentar problemas de debilidad en el sistema inmune, esto lleva a que, las bacterias de la boca puedan penetrar las encías sin que el sistema inmune oponga resistencia.

Esto además de aumentar el riesgo de enfermedad periodontal, también aumenta el riesgo de desarrollar enfisema pulmonar.

  • Uno de los síntomas de la periodontitis es la inflamación del tejido oral, las bacterias causantes de dicha inflamación también pueden afectar la guarnición del pulmón, teniendo como resultado dificultades respiratorias.

Así como la periodontitis pueden desencadenar problemas respiratorios, las personas con problemas respiratorios pueden ser más propensas al desarrollo de la enfermedad periodontal. Todo esto solo corrobora la importancia de mantener una adecuada higiene dental, además de no descuidar las visitas al dentista.

Esto debido a que un diagnóstico temprano de estas enfermedades, además de la colaboración en conjunto de ambos especialistas, puede llevar a un tratamiento oportuno y a la disminución de las complicaciones. En resumidas cuentas, al cuidar tus dientes estarás cuidando de alguna u otra forma, todo tu cuerpo.