Enfermedades dentales surgidas por la pandemia

Enfermedades dentales surgidas por la pandemia

Durante el confinamiento, muchas de las actividades que los españoles y habitantes de diversas partes del mundo, realizaban con normalidad, se vieron truncadas. Estudiar, trabajar, ejercitarse, incluso las visitas al dentista durante la pandemia se redujeron a emergencia.

Esto llevó a que la higiene dental de gran parte de la población, se viera afectada, por supuesto, problemas como caries que no se atacaron a tiempo, pudieron desencadenar  problemas más serios. Esto aunado a la ingesta de alimentos no muy saludables, durante el confinamiento, agravó la salud dental de los españoles.

Enfermedades dentales que surgieron durante la pandemia

  • Sarro, la acumulación de sarro es el resultado de una deficiente higiene dental, que puede resolverse con una limpieza dental. El sarro se endurece en los dientes logrando penetrar las encías, generando otras complicaciones dentales.
  • Gingivitis, conocida también con enfermedad periodontal temprana, dicha afección se produce por la acumulación de placa dental que termina por infectar el tejido dental. El uso del tabaco, la higiene dental deficiente y no usar el hilo dental son las principales causas de la gingivitis.
  • Caries, la caries es la enfermedad dental más común, en su mayoría, las personas han experimentado al menos una vez este tipo de problemas. Con la cuarentena, muchas personas no recibieron el tratamiento adecuado para solucionar el problema de caries, lo que pudo desencadenar problemas.
  • Periodontitis, cuando la gingivitis no se diagnostica, y mucho menos se trata a tiempo, entonces puede complicarse, dando paso a la periodontitis.  Cuando esto ocurre, comenzarás a tener abscesos dentales y corres el riesgo de perder piezas dentales.

¿Qué pudo afectar la salud dental durante la pandemia?

Además del hecho de que muchas personas debieron evitar la visita a su dentista, los hábitos alimenticios también cambiaron. Las personas comenzaron a fumar más, debido al estrés que el confinamiento generó en casi toda la población del mundo.

Los hábitos alimenticios también cambiaron, la ingesta de productos azucarados aumentó, los horarios de comida fueron alterados, las personas comían dulces a deshoras. Incluso muchos dejaron de cuidar sus dientes, todo esto llevó a que la salud dental se viera gravemente comprometida.

Para el buen cuidado de la salud dental se hace necesario que las personas adopten una buen rutina de higiene dental, cepillarse al menos 2 veces al día, durante 2-3 minutos, usar hilo dental y enjuague bucal y por supuesto, disminuir la ingesta de productos azucarados. Con la puesta en marcha de la nueva normalidad, ya puedes ir al dentista, recupera la salud de tus dientes.