¿Las enfermedades dentales se pueden transmitir por un beso?

¿Las enfermedades dentales se pueden transmitir por un beso?

Los besos son un medio de transmisión de diversas enfermedades, pero, muchas personas desconocían que entre el grupo de enfermedades que se contagian por un beso, están algunas enfermedades dentales.

Así es, las enfermedades bucales que tu mala higiene dental ha desatado, pueden ser transmitidas a través del intercambio de saliva que se produce en un  beso. Conoce cuáles son estas enfermedades dentales que pueden ser transmitidas por la saliva.

¿Cuáles son las enfermedades dentales que se transmiten por un beso?

  • Caries

Las caries están entre las enfermedades bucales más frecuentes, casi todas las personas padecen o han padecido de caries al menos una vez en su vida. Pero, lo que muchos desconocen acerca de la caries, es que esta puede ser transmitida a través del intercambio de saliva que se produce en  los besos.

Así es, la besarte con una persona que tiene caries, la saliva de ésta al estar cargada de bacterias que desarrollan las caries, te hace vulnerable a padecer dicha enfermedad.

  • Gingivitis

La gingivitis es una enfermedad dental que también puede transmitirse a través de un beso. Pero, los expertos aseguran que para que este contagio sea efectivo, la persona que recibe la saliva con la carga de bacterias, debe ser sensible a las bacterias que estimulan el desarrollo de la placa dental.

  • Periodontitis

En este caso ocurre igual que con la gingivitis, en general las bacterias causantes de esta afección dental pueden ser transmitidas por la saliva, para que una persona desarrolle dicha enfermedad debe tener unos mecanismos de defensa a las mencionadas bacterias, muy bajos.

Sin embargo es recomendable que si algún miembro de la familia tiene periodontitis, se tomen previsiones; no compartir el cepillo dental, utensilios de cocina, y en caso de tratarse de una pareja, evitar los besos hasta que haya superado la enfermedad dental.

La boca de las personas alberga unas 80 millones de bacterias aproximadamente, de todas estas, al menos unas 700 pueden ser transmitidas a través de un beso. Las visitas periódicas al dentista son un factor importante para hacerle frente a este tipo de afecciones, además de informarse acerca de los riesgos de contagio.

Mantener una buena higiene dental además de estar informados acerca de la forma más efectiva de cuidar la boca ante la presencia de una enfermedad dental, son los métodos más efectivos para evitar la propagación y la complicación de las enfermedades dentales que se contagian por un beso.