Pérdida de piezas dentales y consecuencias de no reponerlas

Pérdida de piezas dentales y consecuencias de no reponerlas

La pérdida de un diente puede resultar un problema poco significativo para algunas personas, en especial si cuando sonríen no se puede ver, pero, ¿sabías que más allá de ser algo que atenta contra la estética de tu sonrisa, puede generar otras serie de problemas?

Consecuencias de no reemplazar un diente perdido

Cuando no se reemplaza un diente que falta, pueden ocurrir varias cosas en la boca que llevan a problemas de salud bucal aún mayores, e incluso puede afectar la imagen que tienes de ti mismo.

  • Maloclusión. Después de un tiempo, los dientes cercanos al hueco creado por el diente perdido se acercarán más. Esto puede no parecer algo malo al principio, pero realmente lo es.

¿Por qué? Porque los dientes circundantes no podrán llenar adecuadamente el espacio, y cuando se muevan se desviará la alineación del resto de los dientes. Esta es una condición conocida como maloclusión, y puede llevar a otra serie de problemas, como la mordida cruzada por ejemplo.

  • Problemas de masticación. Cuando te falta un diente, es posible que no puedas masticar correctamente los alimentos. Los alimentos que no se mastican lo suficiente pueden provocar problemas como el reflujo ácido y la falta de una nutrición adecuada.

Incluso los dientes que no son visibles cuando hablas o sonríes son esenciales para la masticación.

  • Pérdida de densidad ósea. Con el tiempo, la falta de un diente puede causar la pérdida de densidad ósea a lo largo de la mandíbula. Esto puede causar que tus mejillas y labios se caigan prematuramente. Reemplazar un diente perdido ayudará a mantener la forma de tu cara.
  • Disminución de la autoestima, Tal vez la consecuencia menos evidente de la pérdida de dientes es el aumento de la falta de confianza, la mayoría de las veces, la pérdida de un diente te lleva a sonreír, hablar y comer menos delante de otras personas, lo que puede tener un impacto negativo en tu éxito en la vida profesional, social y romántica.

Si eres mayor y te falta un diente, puede que no sea gran cosa, pero si eres relativamente joven, ¿quieres enfrentarte a toda una vida de baja autoestima y mayor timidez, así como al deterioro de la mandíbula y al aumento del riesgo de infecciones bucales?

Por fortuna existen diversas alternativas de reemplazo de dientes, sin importar la causa de la pérdida del diente, tu dentista te puede recomendar la opción más factible para reemplazarlo.